Google+ Followers

27 de agosto de 2017

PATATAS CON LACON


A veces pienso que, siendo uno de los alimentos más consumidos por el ser humano, no le hemos dado a la patata el reconocimiento que se merece. Fué traída desde América del Sur por los españoles y, dependiendo de la época de recolección, podemos distinguir entre nueva o tempranas (se recogen entre abril y junio), semitariía o de estanción, (las de ahora) y viejas o tardías (que se cosechan en otoño).  A modo de homenaje, hoy las vamos a preparar con un ingrediente que, aun que no es de esta zona, si es fácil de conseguir en cualquier hipermercado. Se trata del lacón y es un producto procedente de las patas delanteras del cerdo que se presenta y se elabora de forma muy similar a la del jamón curado pero con un periodo algo más corto y que se diferencia del jamón cocido en que viene siempre acompañado del hueso y no lleva tratamiento de calor ni  inyección de salmuera. La mezcla de ambos ingredientes nos va a presentar  un plato que puede ser tanto aperitivo, entrante o incluso plato principal.

Para 2 personas

2 patatas grandes
200 gr de lacon cortado a cuchillo
Aceite de oliva virgen extra
2 cucharaditas (de las de café) de pimentón dulce
Sal de escamas o sal Maldon

Ponemos a hervir las patatas limpias de tierra durante unos 20 minutos. Con un cuchillo podemos pincharlas y comprobar que están cocidas. Las sacamos del agua y dejamos enfriar. Pelamos, cortamos en rodajas de un centímetro aproximadamente y las repartimos por el fondo de una bandeja o plato grande. Echamos la sal por encima, apretando con los dedos las escamas para que reparta bien. A continuación añadimos el lacon por encima. En un bol apto para micro, mezclamos el aceite con el pimenton, y calentamos durante unos minutos. Sacar y repartir con una cuchara sopera todo por encima regando tanto las patatas como el lacon. Buen provecho.


20 de agosto de 2017

HUEVA DE MERLUZA CON TOMATE

El plato de hoy bien podría ser una variante de la receta que vimos el pasado dia 15 de agosto. Solamente sustituimos el bacalao por la hueva de merluza cocida. Si estais ya hartos de la clásica latita de berberechos, mejillones o aceitunas, la receta de hoy puede acompañar estupendamente a un par de cervezas bien frias durante estos días de calor bochornoso.

Para 2 personas únicamente os hará falta:

1 tomate bien maduro
50 g de hueva de merluza cocida
Aceite de oliva virgen extra
Un ramillete de perejil
Sal


Su preparación es tan sencilla y rápida como rallar el tomate y escurrir bien el caldo. Colocarlo en el fondo de un plato. Salar. Cortar la hueva en rodajas de 1 cm aproximadamente y repartirlas por el plato. Añadir el perejil picado y regar todo con un buen chorro de aceite de oliva. Más sencillo imposible. 

15 de agosto de 2017

BACALAO CON TOMATE

El verano es la estación del año más generosa desde el punto de vista agrícola. No hay otra temporada igual donde podamos encontrar tanta fruta, verdura y hortaliza fresca. Melocotones, sandia, melón, paraguayos, ciruelas, nectarinas, pepinos, pimientos, berenjenas, calabacín y, como no, tomates.  Precisamente con estos últimos vamos a presentar un plato sencillísimo de preparar que bien podía ser la cena de una calurosa noche de verano.

Para 2 personas necesitaremos:

120 g de migas de bacalao desalado
2 tomates maduros
1 ramita de perejil
Aceite de oliva virgen extra
Sal de escamas

Rayar los tomates y escurrir bien. Picamos el perejil. Desmigamos con las manos el bacalao. Cogemos un plato lo suficientemente grande como para que quepa todo y repartimos por el fondo todo el tomate, encima colocamos las migas de bacalao. A continuación el perejil y regamos con el aceite. Solo nos queda salar el plato. Os aconsejo que con los dedos trituréis las escamas de la sal. Se repartirá mejor y la notareis mas. Este plato también podéis prepararlo con bacalao sin desalar, en cuyo caso deberéis desalarlo a vuestro gusto y normalmente no hará falta sal.


Un vino blanco verdejo y bien frio os vendrá muy bien para acompañar.

6 de agosto de 2017

FIDEUA DE PATO (II)


En octubre del 2015 ya hice una fideua de pato. Hoy voy a traeros una nueva receta más sencilla ya que la vamos a preparar con confit,  quitaremos la alcachofa que ahora ya está fuera de temporada y usaremos caldo de compra. El merito es de mi hija Belen que ya comienza a hacer sus pinitos en la cocina.

Para 4 comensales deberemos aprovisionarnos de:

250 g de fideos gruesos
300 g de setas variadas
2 confits de pato
2 medallones de foie crudo
100 g de tomate natural triturado
2 cucharaditas (de las de café) de pimentón dulce
Azafrán
Caldo de ave o de pollo (doble cantidad que de fideos)
1 cebolla mediana
Sal

Quitamos la grasa de los confits y la reservamos. Quitamos la piel y los desmenuzamos. Pelamos y picamos la cebolla.  Encendemos el fuego de la paella y en vez de echarle aceite, calentaremos la grasa de los confits que habíamos reservado. Una vez derretida y caliente, le daremos un par de vueltas a los medallones de foie y los retiraremos y reservaremos. Es el momento de pochar la cebolla y cuando empiece a dorarse, echaremos la carne del pato desmenuzada, las setas limpias y troceadas y sal y le daremos unas pocas vueltas. Continuamos con el tomate y sofreiremos bien removiendo de vez en cuando para que no se queme. Mientras cortaremos los medallones de foie lo más fino posible y calentaremos el caldo de pollo o ave (yo he usado poco más de un litro porque he cocinado con una paella algo más grande de lo que correspondía y tiene más evaporación). Una vez sofrito el tomate echamos el pimentón, removemos y acto seguido regaremos todo con el caldo. Cuando levante el hervor, echaremos el azafrán y los fideos y dejaremos cocer unos 5 minutos a fuego fuerte, rectificaremos de sal si hiciese falta y luego repartiremos el foie por todo, bajaremos el fuego y dejaremos cocer unos 5 ó 7 minutos más hasta que se quede sin caldo y los fideos queden cocidos.

Nota. Hay quien utiliza fideos de los llamados “de fideua” pero yo creo que el fideo normal absorbe más los sabores que estos. Incluso hay quien usa los tallarines troceados pequeño. Que cada uno utilice lo que estime más conveniente.

Para terminar podemos acompañar, ahora que es verano, con un buen vino rosado o un tinto sin mucho cuerpo, bien fresquito.


Buen provecho.