Google+ Followers

13 de enero de 2018

ARROZ CALDOSO CON RAPE Y VERDURAS

Este ya es un plato de invierno, de los que si lo acompañamos de un buen vaso de vino tinto y con cuerpo, nos quita el frio y también las ganas de trabajar.

Para 2 personas hay a abastecerse de:

1 rape mediano (o 2 colas de rape congeladas)
Caldo de pescado
150 g de arroz
100 g de habas (pueden ser congeladas)
100 g de guisantes (también pueden ser congelados)
1 alcachofa
½ pimiento rojo pequeño
3 cucharadas soperas de tomate triturado
2 tomates secos
Azafrán
1 ñora
3 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal

Se sofríe ligeramente el rape y se reserva. En el mismo aceite sofreír los ajos bien picados y el tomate. Añadimos la alcachofa y el pimiento troceados y se le da unas cuantas vueltas.  Añadir las habas y finalmente los guisantes, la ñora entera y los tomates secos troceados. Retiramos la ñora y la picamos en el mortero junto a un pellizco de sal y lo añadimos otra vez a la cazuela junto al azafrán.  Regamos todo con el caldo de pescado (5 partes de caldo por cada una de arroz) y cuando comience a hervir, añadimos el rape, dejándolo cocer todo junto unos 15 minutos. Retiramos el rape y reservamos. Con el caldo todavía hirviendo,  echamos el arroz y dejamos cocer durante unos 18 minutos a fuego medio. Servir en el plato,  colocar encima los trozos de rape y a comer. Buen provecho.

7 de enero de 2018

POTAJE DE GARBANZOS CON BACALAO Y ALMEJAS


Ante todo, mis mejores deseos para todos los lectores de este blog en este nuevo año 2018. Algunas veces nos ha pasado que amigos o familia vienen a verte y al final se te quedan a comer o a cenar por lo que hay que improvisar algo. La receta de hoy es ideal para estos casos. He utilizado 4 ingredientes que tenia en el congelador y afortunadamente ha salido un plato muy pero que muy aceptable. Si usáis productos frescos debe quedar un plato espectacular. 

Como siempre, para 4 personas necesitaremos:

400 g de garbanzos ya cocidos y congelados
200 g de bacalao tambien congelado
1/2 kg de almejas japoneas (de las que tenía para el aperitivo)
3/4 litro de caldo de pescado congelado
150 g de setas congeladas
1 zanahoria
1 tomate maduro
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón de la vera
1 cucharadita de azucar
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Dejar las almejas con agua fría y sal durante unos 20 minutos para que suelten la posible arena que tengan. En una cazuela  calentar los garbanzos con el caldo de pescado para que vayan cogiendo sabor. Mientras, calentar aceite en una sartén y sofreír la cebolla, la zanahoria y los ajos finamente cortados. Cuando la cebolla comience a trasparentar, agregar el tomate picado junto a la cucharadita de azúcar para quitarle la acidez, y un pellizco de sal. Cuando el tomate esté sofrito, añadir las setas y las almejas y dejar todo junto hasta que estas ultimas se abran. Agregar el pimentón e inmediatamente echar el contenido de la sartén a la cazuela de los garbanzos. Mezclar. Dejar cocer unos 5 minutos todo junto, Añadir los trozos de bacalao previamente descongelados por encima, dejar unos 5 minutos mas y servir.


9 de diciembre de 2017

TORTILLA DE PESCADO


En este blog ya hemos preparado diversas tortillas y por fin le ha llegado el turno a la tortilla de pescado. No es que no la podamos encontrar ya en internet pero creo que esta receta es la que lleva todas las “triquiñuelas” que muchas veces no nos quieren contar.

Necesitaremos:

4 filetes de merluza (puede ser congelada)
4 cebollas medianas
4 huevos
½ sobre de levadura royal
Mahonesa
Perejil
1 cucharadita de las de postre de tomate frito (o mejor de Ketchup)
Aceite de oliva
Sal

Se hierve la merluza durante 1 minuto en agua y sal. La pelamos, desespinamos, desmenuzamos y reservamos. Pelamos,  cortamos la cebolla en juliana y la salamos.  En una sartén con aceite la sofreímos hasta que transparente. Mientras, batimos los huevos y salamos ligeramente también.  Ahora hay que buscar un bol lo suficientemente grande como para que quepa todo y echaremos dentro la merluza, cebolla sofrita, el tomate o kétchup, la levadura y los huevos. Mezclamos y trituramos bien todo con una batidora hasta conseguir una masa homogénea. Ahora viene lo más importante y es conseguir una buena sarten “antiadherente” en la que calentaremos aceite, echaremos el contenido del bol y cuajaremos la tortilla a fuego lento, pinchándola y moviéndola sin tocarla, de vez en cuando, para que no se pegue. Dejar enfriar y servirla cubierta con un poco de mahonesa y perejil picado.


Fijaros en la foto de arriba y veréis que la textura se parece más a la de un bizcocho que a la de una tortilla. Simplemente espectacular.  Ahora solo falta que la acompañéis con un buen vino blanco seco de aguja fresquito.

Nota. Podremos saber que está bien cuajada la tortilla pinchándola con un palillo en el centro. Si no sale limpio es que todavía le falta.


3 de diciembre de 2017

CRUET DE CORDERO


En alguna ocasión hemos comentado que la palabra “cruet” que significa "crudo"  se refiere, entre otras cosas, a que los ingredientes se ponen todos “en crudo” y siempre los hemos preparado con pescado o marisco. Hoy lo vamos a hacer con carne de cordero.

Para 4 personas necesitaremos

800 g de cuello de cordero en rodajas
4 patatas medianas, en rodajas también
5 dientes de ajo
2 ramitas de romero
2 ramitas de orégano
6 cucharadas soperas de tomate triturado
Aceite de oliva
Sal

Lo dicho, cogeremos una cazuela plana y coloraremos en su fondo y en crudo los trozos de carne, encima repartiremos las patatas cortadas en rodajas de1 cm. aproximadamente. A continuación el tomate. Salamos y aderezamos con el ajo finamente picado, las hierbas aromáticas y  un buen chorro de aceite de oliva. Cubrimos todo con agua y dejamos cocer a fuego medio unos 30 minutos hasta que reduzca el agua y quede la salsa.  Más sencillo imposible. Acompañaremos de un buen vino tinto con cuerpo y una hogaza de pan

26 de noviembre de 2017

SALSETA DE CARACOLES

Este es uno de los primeros platos que tenía en mente traer al blog desde sus inicios, pero no conseguía la receta completa por ninguna parte. Aquellas personas que, con tanta maestría lo preparaban, nos han dejado o la vejez ha deteriorado en exceso sus memorias.  La receta me la habíais solicitado muchos de vosotros y, por fin, he conseguido hacerme con ella. Espero que todos mis esfuerzos sirvan tanto para rescatarla del olvido como para que disfrutéis de uno plato barato, excepcional y sencillo.

Los ingredientes necesarios son:

½ kg de caracoles
6 cucharadas soperas de tomate
1 cabeza de ajos
3 rebanadas de pan (de barra) fritas
20 almendras
3 ramitas de hinojo tierno
Aceite de oliva
Sal

Los caracoles debemos dejarlos al menos un día sin comer para que purguen si los hemos recogido nosotros. Si son congelados no hace falta.  Lo primero que hay que hacer es limpiar bien los caracoles para ello os recomiendo lo de las 7 aguas. Colocarlos en una palangana añadir agua fría y darles una cuantas vueltas para que suelten impurezas, luego escurrir y repetir la operación hasta 7 veces. Las 2 últimas en vez de agua, les echaremos un buen pellizco de sal y remover. Veremos cómo empiezan a soltar baba, que enjuagaremos bien y la quitaremos. Una vez limpios los pondremos en una cazuela totalmente cubiertos con agua y los dejaremos al sol para que saquen la molla. Una vez veamos que está fuera, echaremos sal, las ramitas de hinojo y los herviremos durante 3 minutos. Apagar fuego y dejarlos para que cojan sabor. En una cazuela con aceite sofreiremos hasta dorar los ajos pelados (excepto 3), las almendras y las rebanadas de pan y reservar. En el mismo aceite sofreiremos los 3 dientes de ajo restantes pelados y picados y el tomate triturado. Mientras picaremos en el mortero el pan, las almendras y los ajos y cuando el tomate esté frito añadirlo todo a la cazuela y mezclar bien. Regar todo con 2 vasos de los de agua del caldo que hemos hervido los caracoles, remover, rectificar de sal si fuese necesario y cuando comience a hervir añadir los caracoles y el hinojo que había en el caldo.  Dejar cocer unos 10 minutos, hasta que reduzca el caldo, apagar el fuego y dejar reposar al menos 1 hora para que los caracoles cojan el sabor de la salseta. Un vino rosado no muy frio y a chuparse los dedos.

18 de noviembre de 2017

POTAJE DE GARBANZOS CON LANGOSTINOS


He aquí otro de los platos baratos y resultones. Fijaros que si no comemos bien es porque no queremos. Con 4 ingredientes baratísimos preparamos un plato espectacular.

Para 2 personas

12 langostinos crudos
400 g de garbanzos ya cccidos
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 cebolla pequeña
3 dientes de ajo
2 cucharaditas de pimentón rojo
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Se pican las verduras y se sofríen en una cazuela junto a los ajos picados finamente. En una cazuela aparte ponemos a hervir agua suficiente para cocer los langostinos durante unos 3 minutos. Una vez cocidos separamos las cabezas y las machacaremos en un mortero. Luego colamos y el jugo resultante lo añadimos al caldo que habíamos hervido los langostinos. Pelamos las colas de los langostinos y le damos un par de vueltas junto al sofrito de verdura, sazonamos y agregamos el pimentón. Inmediatamente regamos con el caldo,  añadimos los garbanzos y dejamos cocer todo junto unos 20 o 30 minutos a fin de que se reduzca un poco el caldo y se mezclen los sabores. Servir caliente y acompañar de un buen vino tinto joven

11 de noviembre de 2017

ESTOFADO DE CODORNICES Y ROBELLONES



Si buscamos en el Diccionario de la Real Academia Española la palabra "estofado" nos aparecerá, entre otras, la definición: "Guiso que consiste en un alimento condimentado con aceite, vino o vinagre, ajo, cebolla y varias especies, puesto todo en crudo en una vasija bien tapada para que cueza a fuego lento sin que pierda vapor ni aroma" y precisamente eso es lo que vamos a hacer hoy, aprovechando que ya nos hallamos en temporada de robellones. 

Para 4 personas:

6 codornices
1/4 kg de robellones
1 cebolla
3 dientes de ajo
1 vaso (de los de agua) de vino blanco
2 hojas de laurel
1 cucharadita de oregano
1 cucharadita de romero
Sal
Aceite de oliva virgen

Cortamos las codornices en cuartos igual que la cebolla. Limpiamos los robellones de tierra. En una cazuela ponemos, todo en crudo, los trozos de codornices previamente salpimentadas, la cebolla, los robellones, el ajo y el laurel. Salamos, echamos un buen chorro de aceite, agregamos el vino y cubrimos todo con agua. Dejamos cocer todo junto con la cazuela tapada y a fuego lento durante unos 40 minutos agregando un poco de agua si fuese necesario.

Nota.- Si no tuviesemos robellones podriamos utilizar setas de otro tipo.

15 de octubre de 2017

TORTILLA DE ESPINACAS Y BACALAO


He aqui otro plato facilisimo de preparar y que nos puede sacar de un apuro en cualquier momento.


Ingredientes para 2 personas

200 g de bacalao desalado
200 g de espinacas
1 diente de ajo
3 huevos
Una pizca de pimentón dulce
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Se sofrien un poco las espinacas junto al ajo bien picadito. Se añade el bacalao previamente desalado y desmigado. Se revuelve todo y se le añade una pizca de pimentón, Se incorporan los huevos batidos y se cuaja la tortilla al gusto. Mas sencillo imposible.

22 de septiembre de 2017

CRUET DE MUSOLA O CAZON


Allá por agosto del 2008 ya hablamos de la musola o cazón en este blog por lo que poco más podemos añadir. Hoy vamos a preparar una receta para chuparse los dedos con ella. Aseguraros de tener un buen trozo de pan a mano porque os va a hacer falta.

Para 2 personas

4 musolas
150 g de almejas
4 cucharadas soperas de tomate tamizado
3 dientes de ajo
3 hojas de laurel
2 cucharaditas (de las de café) de pimentón dulce
Aceite de oliva virgen extra
Sal

La musola la venden ya pelada en las pescaderías, por tanto, nosotros solo las cortaremos en trozos de unos 7 cm. En una sartén gazpachera cubrir de aceite el fondo y repartir la musola uniformemente y después, los ajos triturados, las hojas de laurel partidas por la mitad y por último, el tomate y un buen chorro de aceite de oliva. Cubrir con agua y dejar cocer unos 10 minutos, echar las almejas y dejar cocer otros 5 para que se abran y a la mesa. Un vino verdejo seco bien fresco os vendrá de maravilla para acompañar este plato. 

16 de septiembre de 2017

GUISANTES CON BLANQUET


El plato de hoy es rápido y sencillo de preparar y nos servirá para dar a conocer un embutido típico de estas tierras. Se trata del "blanquet". Es fácil de imaginar, que su nombre viene de su color y es que para su elaboración no se utiliza sangre si no únicamente cabeza y magro entreverado del cerdo a la que se añade, normalmente, especias, piñones y huevo y con esa mezcla se rellena en tripa natural de dicho animal y se hierve. Las especies también varían según la zona pero lo más común suele ser clavo, canela y pimienta. En esta receta lo guisaremos pero también puede comerse crudo de aperitivo, a la plancha o con un buen arroz al horno.

Para 2 personas deberemos abastecernos de:

400 g de guisantes (pueden ser congelados)
1 blanquet
1 cebolla
2 huevos
2 cucharaditas de pimentón dulce (de las de café)
Aceite de oliva virgen extra
Sal

En una cazuela sofreír la cebolla hasta que comience a trasparentar. Mientras cortamos el embutido en rodajas y lo añadimos también. Continuamos con los guisantes (si son congelados los echaremos sin descongelar). Ahora salaremos, añadiremos el pimentón, removeremos todo para que se mezcle bien y finalmente cubriremos con agua. Dejar cocer a fuego medio hasta que los guisantes empiecen a estar tiernos y el agua haya reducido. Es el momento de añadir los huevos, tapar la cazuela y dejarlos cuajar. Emplatar y listo. Buen provecho